viernes, 21 de diciembre de 2007

fruslerías de huevo de corral y pan sobado al aroma de ajo confitado y romesco


Para que el respetable no me diga que este blog huele a naftalina, hoy, en un alarde de modernidad y eclecticismo, he aunado vanguardia y tradición para crear este aperitivo caliente de reminiscencias manchegas...o lo que es lo mismo, ¡¡¡he hecho pelotillas!!!

Las pelotillas se hacen con pan rallado y huevo. Se utilizan para hacer que cundan las comidas y guisos como cocidos, potajes o guisotes, además de aprovechar hasta el último resto de pan duro de la despensa.

PELOTILLAS.

-2 huevos
-pan duro tipo candeal o sobado (sólo la miga)
-perejil
-sal
-1 pizca de bicarbonato o levadura química
-1 diente de ajo
-aceite de oliva
-salsa romesco

Para que el sabor de las pelotillas sea más suave, en lugar de añadir medio diente de ajo crudo finamente picado a la mezcla de huevo y pan (que sería como lo hace mi señora madre), pondremos el ajo entero a freír suavemente en abundante aceite. Una vez esté confitado, lo reservamos.
Batir los huevos con una pizca de sal, añadir el bicarbonato, el perejil y el ajo frito hecho puré. Rallar la miga e ir añadiéndola al huevo poco a poco hasta que quede con consistencia de papilla espesa.
La dejamos reposar al menos media hora, en la que la miga se rehidratará y endurederá la mezcla.
Poner
de nuevo al fuego el aceite donde hemos frito el ajo y hacer la pelotillas. Para ello, coger con un tenedor pequeñas porciones de masa y redondearlas ligeramente.
Las freímos a fuego medio haciendo que simplemente cojan color y sin pasarlas demasiado, para que estén jugosas.
Escurrir en papel absorbente y comer mojándolas en la salsa romesco (o en cualquier otra).

También pueden usarse como tropezones para una crema o puré:

Esta es una crema rápida de calabacín y guisantes, también con su puntito de romesco, puesto que un poquito en cualquier puré de verduras le da vidilla. ¿Rico, eh?

Cuando las pelotillas se añaden al caldo del cocido u otro guiso, se empapan de éste y dejan de ser crujientes por fuera, por lo que de pequeños todos los niños las preferíamos sin cocer. No había nada mejor que llegar del cole a casa para comer y descubrir que tu madre te había dejado un par de ellas fritas esperándote en un platito...

Por cierto...¿Cómo se llaman las pelotillas donde vivís vosotros?




7 comentarios:

don paquito dijo...

oh my god!!! ha dicho pelotillas?????
sabes, cuando era píccolo píccolo, y consuelo me preguntaba, "paquito cuál es tu comida favorita?"
paquito decía: las pelotillas que hace mi abuela, pero las pelotillas fritas...
:-O

by the way, vengo de un restaurante indio, que hubieses dicho sambame 100 veces seguidas.

Su dijo...

En mi casa un pelin mas pequeñas y se llaman turranquillos. Feliz Navidad, guapa. Vaya nombre ams suguerente que le ahs puesto a tu receta ...Besos

Inmaculada (Adi) dijo...

La divinidad de lo sencillo... las pelotillas en mi tierra, Extremadura, se llaman REPÁPALOS y se usan, al menos así lo hacía mi madre, para echarlos al cocido como complemento.
Ahora, cuando hacemos algún tipo de fritura empanada como filetes o croquetas, siempre que se terminan de hacer y ha sobrado un poco de huevo batido y pan rallado, se le añade el perejil y el ajo picado y se hacen las bolitas que se puedan para no tirar ningún resto.
Normalmente hay bofetadas por ver quien se come las pelotillas...
Ah, vaya nombre pijosuperguay que le has dado a la receta, me encanta... Besos.

Alfonso dijo...

Casi dában ganas de echarse a llorar cuando dejaban caer las pelotillas en el potaje... Con lo buenas que están tal cual... ¡ÑAM!
Me ha encantado tu primer párrafo, Mar 1 - Ferrán Adriá 0 (me dan igual las broncas que me eche quien lo lea, para mí es así)

Mar dijo...

jajajaja, me encanta la universalidad de las pelotillas, los turranquillos o los repápalos, y sobre todo, ese sabor tan requetebueno.
Su, feliz Navidad, preciosa.
Adi, yo también hago lo mismo con las "sobras" de empanar, de hecho, suelo poner un huevo de más y rallar pan de sobra para aprovechar y darme un festín de buenos recuerdos ;)
Alf y Paco, ¿no insistíais en casa para que no las echaran al caldo y no os hacían ni caso? La respuesta siempre era la misma: ¡Pero si se ponen mucho muy esponjosas y más ricas! Menos mal que como premio de consolación te dejaban un par sin cocer...
Y en cuanto al nombre que le he puesto, pues como el cuento del Traje nuevo del Emperador...¡¡¡¡¡Pero si sólo son pelotillas!!!!

Anónimo dijo...

Hola Mar:
¿Sabes cómo las llama mi hijo? albondigas de aire y claro cómo a todos le gustan fritas, cocidas no.
Un saludo paisana.
Rafael

mancha manchega dijo...

Acabo de descubrir el blog y me encanta!! en mi pueblo de la mancha pura y dura se les denomina "panecicos" y tb les he oido llamar "peloticas" que ricos Dios!! yo tb suplicaba que no los echaran al "guisao"jejeje. Un saludo a todos