viernes, 14 de diciembre de 2007

Tesoros venidos del corazón de la Mancha (III): torta de ruleta o rodete

¡A la rica meriendaaaaaaaaaaaaaaaaaaaaaa!
De pequeña, merendar una de estas tortas era tener una tarde de suerte:
Sola, con leche, con nocilla, con dos onzas de chocolate,con mermelada o con un yogur eran una merienda de fiesta que sustituía al bocadillo de embutido de todos los días...
Costaban 20 pesetas, y te las daban con un trozo de papel de estraza para no pringarte de azúcar. Como estaban hechas del día, o como mucho del anterior, estaban jugosas, casi húmedas, con una miga esponjosa y ligera...
Ahora cuestan 50 céntimos (cuando las subieron a 25 pesetas, las madres estuvieron poniendo el grito en el cielo durante una semana seguida) y están casi, casi igual de ricas que cuando tenía 9 años (ya sabemos que la nostalgia enriquece los sabores).
Como quería procurarme un "momento de calidad" con ella, me la reservé para el desayuno de un día que no tuviera que madrugar (servidora a las 6:30 de la mañana no es capaz de apreciar ni el lomo de ángel), me comí media tal cual y otra media con nocilla casera hecha por mi amiga Mari en su Thermomix y un gran vaso de leche...Ummmmmmmm, qué buena, y qué subidón de energía ¡¡¡¡no me entró hambre hasta las cuatro de la tarde!!!!

La receta más parecida que he encontrado es esta:
http://www.abengibre.net/contenidos/gastronomia/pepas.htm

PD: mi generación merendaba con Barrio Sésamo, el Planeta Imaginario y la Cometa Blanca...Igualito que ahora!

9 comentarios:

Ana dijo...

Un blog muy original...no hay nada como una merienda con estas tortas! jeje, y mira q soy de Sevilla, eh? pero al pasar por la Mancha es imposible prescindir de estos sabores ;).

Mar dijo...

Ummmmmmmmmmm, ahora mismo voy a tu blog a hacerte una visita. Muchas gracias por la tuya, Ana.
Besos.

Maria Eugenia dijo...

Jo, hace que no veo esas tortas... Me ha venido el sabor a la boca, 50 ctms, en el pueblo? De sabores perdidos nada! Ahí los tengo, clavados!

Mar dijo...

si, si, 50 céntimos, pero en Alcázar(de San Juan).

don paquito dijo...

uf! para encontrar una torta de esas aquí... ve y pregunta en el starbucks que igual te dan un donut reseco del dunkin donuts... y es que es ver el starbucks y me entran unas vibraciones que me ponen a tope la adrenalina...

besicos bajo cero.

Rosa dijo...

Me ha recordado a las tortas que merendaba yo de pequeña y viendo los mismos programas que comentas jeje. Como pasa el tiempo...
Un beso

Ibán (¿Te quedas a cenar?) dijo...

Pues vamos a ser de la misma generación, tú! El planeta imaginario, con la música esa tan bonita de Debussy "tirurariru rariru rariru..."
A ver si me aclaro del sabor; por la receta que has puesto, no tiene ningún saborizante tipo anís, ni nada, ¿no? y.... (oh!, decepción manchega), no llevan manteca!! :P
Gracias por compartir estos momentos

Mar dijo...

Hola Ibán! Tranquilo, que habrá manteca próximamente, porque aún me queda hacer una entrada a las tortas de manteca, que como luego verás, son muy distintas a las de rodete.
Estas de rodete sólo llevan como saborizante ralladura de limón y aceite de oliva, pero al combinarse con el azúcar le dan un gusto muy característico que hacen que como más ricas estén es sin rellenar.

Bea dijo...

Hola!!! pues yo también debo ser de esa generación, porque merendaba con esos programas... pero esa rica torta no la había en Madrid... Me hace mucha gracia que cuentes que preferías esa merienda al típico bocadillo de embutido...mi madre recuerda que le encantaba cuando su madre le daba un chorizo con pan, y el día que le daba unas onzas de chocolate para ella eso era un castigo, jajajaja, debe ser por eso que no me dejaba comer ni los donuts ni las palmeras de chocolate. Me encanta tu blog. Besos y Feliz Año Nuevo!! Bea