lunes, 14 de enero de 2008

Tantos días pasan de enero...

como ajos pierde el ajero.

Sin teneis pensado disfrutar de unos ricos ajos tiernos primaverales plantados en casa, ahora es el momento de sembrarlos.

2 comentarios:

angel damian dijo...

jejeje, bien que recuerdo lo de ir a plantar ajos con mi abuelo... te hacía un mandil con un saco para que llevaras los dientes que teníamos que plantar

Mar dijo...

Yo recuerdo a mi abuelo haciendo ristras de ajos, que luego colgaba junto a los pimientos chorrones secos en los clavos de las paredes de la cámara*

*cámara: 2ª planta de las casas manchegas que se dedicaba a almacén de los productos del campo.

Lo mejor de ir a trabajar al campo eran los almuerzos, eh?