viernes, 30 de noviembre de 2007

Rosquillas de San Blas

Mi desayuno preferido es la leche tibia y las rosquillas de San Blas, pero tengo que racionármelas porque no he localizado ningún sitio en Madrid donde las vendan, y donde las compro, Alcázar de San Juan, no suelo ir todos los meses.

Harta de no poder desayunar todos los días que quiera estas rosquillas, que se preparaban tradicionalmente el 3 de febrero en muchos sitios de España para agasajar al santo protector de gargantas, he decidido buscar la receta y ponerme manos en la masa...

Aquí podeis ver a las criaturillas antes de ser metidas al horno:


Y aquí, el milagro obrado: ¡¡¡¡las rosquillas de anís de San Blas!!!





Rosquillas de San Blas

-2 huevos
-100gr de azúcar blanquilla
-200ml de aceite de oliva virgen extra frito y frío
-ralladura de 1 limón mediano
-100ml de anís
-1 sobre de levadura de panadero de Vahiné (4.2g)
-1 sobre doble de gasificante (gaseosa del Tigre)
-3 cucharadas de semillas de anís verde
-500g de harina de trigo

Para freír el aceite: se pone en una sartén a fuego medio hasta que comience a humear ligeramente. Se retira y se deja enfriar a temperatura ambiente.

Cuando el aceite esté frío, en un bol se baten los dos huevos, se le añade la levadura y se bate hasta que se disuelva bien. Se añade entonces el azúcar, la ralladura de limón, el licor, el gasificante, el anís en grano y el aceite. Se bate bien hasta que todos los ingredientes estén integrados y se incorpora poco a poco la harina (dependiendo del tipo de ésta, podrá admitir menos, por lo que es mejor poner 400g e ir añadiendo según necesite la masa)

Se saca del bol y en una superficie enharinada se amasa 5 minutos hasta que sea una masa ligeramente grasa y blanda que al estirarse no se contraiga. Se deja reposar tapada durante media hora.

Se precalienta el horno a 170ºC. Con las manos cogemos trozos de masa y moldeamos los rosquillos, se cubren en su superficie con azúcar y se depositan sobre la bandeja del horno. En 15 minutos justos, estarán listos.

5 comentarios:

angel damian dijo...

A mi colega Gollum se acaba de caer boca arriba, lo que daría por ver ahora a Sauron!!

Mar dijo...

Es lo que tiene el Señor de los Rosquillos...;-)

don paquito dijo...

creemos que tu blog contiene un error, Rosquillas de San Blas?
Rosquillos! Rosquilletes.. y cierto es que es rosquillo, compartiendo la misma raíz latina con mostillo

Inmaculada (Adi) dijo...

Qué buenas!! Te fusilo la receta ya mismo. Estas navidades tengo pensado hacer varias clases de galletas y repartir unas cajitas con un variado de todas las que prepare entre los amigos y familia. Seguro que estas rosquillas las preparo y las pongo también con las otras.
Ahora voy a verme detenidamente la receta de los duelos y quebrantos. Qué nombre tan sonoro, verdad?
Besos

Mar dijo...

Paco, es que para mi el rosquillo es el de Semana Santa, el que va frito en litros de aceite de oliva, mientras que las rosquillas van al horno y quedan con textura de galleta.

Adi, que gran idea la de hacer galletas en casa y regalarlas en Navidad. A mi también me gustaría hacerlo aunque no se si mi agenda me lo permitirá.
Viste en el blog de Canella que receta tiene (entre otras mil deliciosas) de shortbread con pasas? una receta muuuuuuuuy "fusilable" también.

Besos a todos!! y sed buenos para que recibais vuestras galletitas caseras.