martes, 29 de enero de 2008

Chup, chup: conejo con tomate.

video
El conejo, aparte de polémicas navideñas gubernamentales, es una carne en desuso y sin embargo, de grandes cualidades nutricionales (proteínas de calidad, baja en grasa y en sodio, muy digestiva, etc).
Mucha gente le achaca un sabor marcado, y puede que sea verdad, puesto que a veces te encuentras en las tiendas especímenes de un tamaño un tanto gigantón.

En casa tenemos la suerte de comer los conejos que crían mis padres y la verdad que es una carne exquisita y muy tierna. En arroz o paella, en salsa, al horno, al ajillo o con tomate están de lujo y no es necesario elaboraciones muy complicadas para sacarle el mejor partido.

La receta que hoy os presento es una forma tradicional de prepararlo en la Mancha y muy sencilla. Hecha en un perol o sartén en la lumbre de sarmientos tiene un sabor muy difícil de superar, así que si alguna vez teneis oportunidad de cocinar esta receta con leña al aire libre (con permiso de ICONA), no lo dudeis. El único requisito: que el conejo sea tierno y el tomate de calidad.


Conejo con tomate

- 1 Conejo troceado de no más de 1 kg (sin cabeza pero con sus menudillos)
- Una cabeza de ajos
- 1 kg de tomates de calidad
- 1 ramita de romero o 2 de hierbabuena
- Sal
- Azúcar
- Aceite de oliva

Poner a calentar en una sartén amplia, donde quepa todo el conejo, un dedo de aceite de oliva. Freír en él el conejo y sus menudillos a fuego medio-fuerte, para que obtenga un bonito color dorado.
A los 10 minutos de fritura, añadir la sal al gusto y los ajos pelados y enteros. Mover de vez en cuando para que se frían por igual todos los trozos y bajar el fuego si es necesario para que no se queme. Freír 15 minutos más.
Mientras, pelar los tomates (la forma más fácil es haciéndoles levemente una cruz en la piel de la base y sumergirlos un minutos en agua hirviendo. Luego se enfrían con agua y cubitos de hielo y se pelarán fenomenal)
Cortar los tomates en octavos y añadir al conejo con el romero o la hierbabuena (si vemos que hay demasiado aceite, eliminamos un poco de la sartén). El conejo deberá hervir con el tomate 20 minutos, removiendo de vez en cuando para que no se pegue.
Si los tomates son muy ácidos, añadir 1-2 cucharadas de azúcar para rebajar la acidez. Cuanto más reduzca el líquido de éstos, mayor sabor tendrá el plato puesto que el tomate quedará ligeramente confitado.
Retirar del fuego y dejar reposar 5 minutos antes de servir.


11 comentarios:

Josemari dijo...

Muy apetecible ese chup de conejo Mar.

Mar dijo...

Mmmmmmmm, estaba de muerte!! En parte porque lo único que no procedía de la granja-huerta de casa eran los ajos, y porque me miadre lleva siglos preparándolo.
Saludos, Josemari. Un beso.

Rosa dijo...

Que suerte tienes de poder comer todo de casa. Desde luego que esta comida es un lujo. Y cocinar directamente sobre sarmientos ni te cuento. La comida no sabe igual ¿verdad?.
Besos

Mar dijo...

Si, la verdad es que soy muy afortunada.
En cuanto a cocinar con sarmientos, esta leña da un aroma y un punto de cocción a los alimentos muy rico, de hecho una vez escuché a un cocinero que para lograr ese aroma y sabor en casa se podía introducir un tizón de sarmiento en una botella de aceite...aunque muy sano no suena, verdad?
Por cierto, deliciosa tu receta de codornices.

Su dijo...

Mar: vaya cazuela mas rica, una pregunta ¿cuanto pan os mojasteis? POrque debia de estar, para no parar. Besotes

Mar dijo...

Jajajaja.
Hola Su.
Fue una barra rústica (lo uqe entienden en Madrid por rústico)y un bollo...y casi tenemos que sacar más del congelador...
Besos.

Bea dijo...

A mí el conejo me apasiona.... aunque tarde en perderle el "miedo" que me daba manipularlo.... me parecía muy frágil.....pero ahora lo hago en salsa, al horno, frito, al ajillo. Siempre sale rico. Gracias por tu receta. Besos. (La Gober)

Mar dijo...

Me encanta saber que a la gente le gusta cocinar conejo. Merece la pena, está muy rico y es muy nutritivo.
Besos, Bea.

Su dijo...

Pásate por webos, mi bizcocho es para tí.
Besos

la sopa gansa dijo...

ala, ala, requeteala, por dios, ahora miro mi pobre cocina de gas y se me caen dos lagrimones.....
que te voy a contar, que el problem de los blogs culinarios es que todavia no sa haya inventado la forma de mojar un trocito de pan a distancia, aunque sea pequeñito...

Mar dijo...

Hola, Sopita!! ¿Te puedes creer que ahora cuando cocino pienso "Uy, si esto pudiera probarlo nosequién del blog nosecuantos"?
De la misma manera que cuando veo recetas irresistibles en vuestros blogs, pienso "mierda, no voy a poder hacerlo que ya está hecha la comida de mañana"
Besos.