lunes, 25 de febrero de 2008

Queso frito/Quesomiel


Esta receta la he sacado del libro "La cocina del Quijote" de Lorenzo Díaz (Alianza Editorial), y que a su vez éste toma prestada de "La Gastronomía de Guadalajara" de Antonio Aragonés Subero.

Para los que seáis tan amantes del queso como servidora, que es una "ratumana" (mitad ratón y mitad humana), este plato tan sencillito os va a encandilar.

Su origen está en el aprovechamiento de los restos viejos y duros de queso manchego. Se
acompañaba con pan tostado o frito en las brasas del fuego y se comía tal cual o con miel.

Yo lo he hecho con un delicioso queso manchego curado "Lominchar" (de Corral de Almaguer) que tengo en aceite de oliva con romero y con otro de oveja de Zamora.

Como veis por el color, uno de ellos tiene sus primaveras bien cumplidas...

Ponemos los quesos en una sartén untada con aceite de oliva a fuego bajo. Removemos de vez en cuando para que se vayan calentando homogéneamente.
El queso comenzará a fundirse y a soltar su grasita:


Cuando se funda del todo y antes de que empiece a dorarse demasiado y a perder elasticidad, lo escurrimos bien, separándolo de la grasa que haya soltado.


Tostamos pan y ponemos el queso sobre la tostada, untándolo un poco aunque no se dejará demasiado, ya que la textura de un queso curado y fundido de estas características no es cremosa (así que no espereis una fondue)


Si os gusta el contraste de sabores dulces-salados os aconsejo que le pongais una buena miel...y pa dentro antes de que se enfríe!!!


Y ahora, un interesantísimo y sesudo estudio sobre el problema de los ratones, o lo que es lo mismo ¿Qué hace que un hombre quiera ser un ratón?


16 comentarios:

Alfonso dijo...

Veni, vidi, vinci... ¡¡¡Eeeeeeeek!!!
Los adoro...
¡Y el queso con miel tiene una pinta estupenda!
Creo que hablo en nombre de todos cuando digo: ¡Ni!

Mar dijo...

¡¡¡Eeeeeeeeeek!!! digo ¡¡¡Ni!!!

Su dijo...

Eso eso, de aprovechamiento...
Enhorabuena, tiene un aspecto fantastico, mira que no soy yo de queso, pero en casa me lo van a pedir
Muac

sonia dijo...

joooooooo, ahora no hay quien me borre de la cabeza esa imagen tan suculenta y me falta 5 horas hasta comerrrrrrrr.

Mar dijo...

Hola, Su.
La verdad que si no eres mucho de queso, este que aumenta mucho su sabor por lo viejo que es y con su paso por la sartén, va a ser demasiado para ti.
Aunque claro, si tienes "ratoncillos" en la familia, prueba a ver si les gusta.
Un saludo.

Mar dijo...

Hola, Sonia!!
Puedo pedirte que te identifiques? Eres la "Valiente", la "Bermejo" o ninguna de ellas?
Un beso y ánimo, que ya queda menos para comer.

Ibán dijo...

Vaya saborazo que tiene que tener este platillo...entre el queso bestial ese, la miel...todo calentito...lamarededeu (que dicen por aqui). Qué fuerte...esto....¿y el porrón??? :)

regi dijo...

vaya pinta buena que tiene esto de lo que a mi me gusta sin calorias.JA

Irene dijo...

Hay veces!que los platos mas sencillos son los que mas nos gustan! y este es uno de ellos.

BESINESS!

Mar dijo...

Hola Ibán!!
Pues si que pensé yo que un vinito tinto con este queso estaría de muerte, pero es que me lo hice de desayuno!!!
Besos.

Mar dijo...

Regi:
Este queso tan rico me lo hice de desayuno, y no veas qué combustible es para toda la mañana.
Un buen desayuno incluye algo así ¡¡¡y nada de remordimientos por las calorías!!!

Mar dijo...

Hola, Irene.
Tienes toda la razón. Cuanta más calidad de los ingredientes y mayor sencillez al prepararlos, más ricos serán los platos.
Un saludo.

la sopa gansa dijo...

vaya tela, Mar, nos inundas de sabores autenticos.
Yo tambien soy ratona Perez, y si el queso está derretido..........no puedo seguir, que me va a dar algoooo

Soraya dijo...

Marrrr!!!!! madre mia, es yo soy una ratumama, realmente me encanta el queso, me maravilla, y ademas frito mucho mas, y con miel ni que se diga.
Lo como con dulce de leche y queda fabuloso.

Enhorabuena por esta receta.

Un abrazo,

Soraya

Inmaculada (Adi) dijo...

Por favor, por favor y por favor, qué maravilla... con lo quesera que soy yo, que si no fuera por verguenza me comería hasta el papel de plata de los quesitos...
Muchas veces he comprado buen queso extremeño o manchego del curado ya y lo he metido en aceite de oliva. Lo he puesto a "dormir" y al cabo de algún tiempo he sacado del tarro no un queso bueno, sino manjar de dioses.
No hay parte del buen queso curado que más nos guste que la corteza, vamos que casi hay bofetadas para comerse el trocito del final, visto lo cual me parece casi imposible que podamos llegar a hacer esta maravilla tuya de sugerencia.
En caso de que tal acontecimiento ocurra (muy improbable), te puedo prometer y prometo que lo haré como dices. Me parece una sugerencia brillante. Gracias por compartirla. Besitos.

Mar dijo...

Pues nada, ratoncillas Pérez, ya sabeis, poned un buen queso curado en vuestras vidas que os las alegrará casi tanto como la lotería.
Si además lo poneis en aceite, aromatizado o no con hierbas como el romero, tendreis un manjar, como dice Adi.
Un beso a todas: a Soraya, a Tere y Adi.