martes, 7 de septiembre de 2010

Pimientos chorrones




Los pimientos chorrones son pimientos rojos secos imprescindibles en la cocina manchega, ya que dan sabor, color y aroma a platos como el ajo bolo, la caldereta de cordero, los galianos o como acompañamiento de gachas, migas, .... Si no encontráis este tipo de pimientos donde vivís podéis sustituirlo por pimientos choriceros, ñoras, cuerno cabra dulce, o cualquier otro pimiento seco. Los sabores de cada variedad son algo distintos, pero no tanto como para que cambie el resultado final del plato.

El chorrón es un pimiento fino y dulce (aunque algunas veces -pocas- puede dar alguna sorpresa y picar) de unos 25cm de longitud y unos 12 cm de diámetro en la parte más ancha y como veis se parece bastante al pimiento italiano, aunque no sé si los italianos cuando se colorean cogen el rojo intenso de los chorrones.

En casa siempre se han secado de la forma tan sencilla como muestra la foto. Antes de que tuviéramos huerta, se compraban en los puestos de verduras del mercadillo al final del verano, se ensartaban con hilo y aguja y se colgaban en un sitio seco y fresco (en las estacas de un porche donde no da la luz directa del sol, como en la foto, o en las vigas de la cámara -quinta acepción de la RAE-)

Si teneis huerta o veis estos chorrones en vuestros mercado estáis a tiempo de secar vuestros propios pimientos, que darán a los guisos un color y sabor riquísimo. Sólo tenéis que aseguraros de que conservan el tallo, ensartar éste con hilo (atravesáis el tallo con la aguja y con el hilo lo rodeáis haciendo una especie de nudo para que el pimiento no pueda correr de un lado a otro del hilo) y los dejáis secar en un sitio exterior, seco, aireado y que no les den de forma directa los rayos del sol.


Poco después empezarán a mustiarse y a arrugarse, hasta que queden secos y crujientes.
Si lloviese o el ambiente de repente fuera muy húmedo, pasarlos al interior de casa y sacarlos de nuevo cuando desaparezca la humedad.

Una vez secos, podeis guardarlos tal cual en la despensa (ya sabéis, sitio seco, oscuro y aireado) o en recipientes herméticos.




5 comentarios:

Su dijo...

Ja, ja me encanta!!
si mismo estan en mi cocina, quien entra se lo queda mirando como diciendo vaya rustiquez que tiene esta aqui, pero a mi me encantaaaa.

Genial, como siempre.
Un besote y rebienvenida!

Amparo dijo...

Una información muy interesante, gracias. Lo único que yo tengo la duda de si aquí en el norte los puedo secar igual con la humedad que normamente tenemos en el ambiente.
Un abrazo.

ridente dijo...

Hermosos los pimientos y que ricos son.

Bonitas fotografías.

Saludos.

Pilar - Lechuza dijo...

Pues si los encuentro los seco, como me llamo Maripily,ja,ja. A mí me gusta añadirlo a los guisos tanto de pescado como de carne.
Gracias por la info.
un biquiño

Ajonjoli dijo...

Mar, eres un pozo de sabiduría.
Ayer busqué tu entrada sobre los tomates conservados al natural y los preparé tal cual siguiendo tus instrucciones. Espero haberlo hecho bien, ¡ya te contaré el resultado!
un beso y gracias.